¿Terror a las fiestas decembrinas?

Casi todo mundo le tiene no terror; si no pavor a las fiestas decembrinas!! Por todos los eventos, brindis, fiestas, posadas, comida típica de Navidad; y aquellos que van a su tierra natal peor aún porque «quien sabe cuando volveré!»

Primero que nada; quita de tu cabeza el «ya que; en Enero me aplico». Esta frase es sumamente peligrosa porque solemos irnos como hilo de media, sin filtros ante toda la comida y los malos hábitos que se nos atraviesen. O sea; te hechas todo el mes desayunando, comiendo, cenando, bebiendo y picando cualquier cantidad de caloría vacía que se pone enfrente. Esto no tiene porque ser así!

Lo que te quiero platicar es que todo está en tus manos! Definitivamente no implica grandes sacrificios, sólo grandes decisiones! Ahora te cuento como es esto:

Los días que no tienes compromiso, sé ordenado, disciplinado y consciente de las decisiones que tomas en cuanto a tu alimentacion y estilo de vida. Los días que tienes compromiso; sólo encargate de tomar buenas decisiones.

Si ya llevas un plan de nutrición, no lo pierdas! Síguelo en todos los momentos en donde la comida, la bebida y los tiempos (me refiero tiempos para organizar alimentos y hacer ejercicio) está bajo tu control!

Aqui te van algunos tips para esas «decisiones inteligentes»:

  • Elige platilllos en salsas de jitomate, tomatillo, chile, verduras. Intenta no acercarte a los fritos, capeados, empanizados, salsas de quesos y salsas de cremas.
  • si eliges pasta, ojo con las cantidades; generalmente son platillos muy abundantes, comparte.
  • Si es corte de carne roja; lomo o vacio son de los cortes con menos grasita.
  • Aves; intenta que sea la pechuga del ave. Sin piel.
  • Si pedirás un postre: COMPARTE!!!! Acompáñalo con un té o café calientito sin azúcar.
  • Regla de oro: regresa los totopos o el pan del centro!

Si el evento es en casa. Arovecha y tu lleva alguna botana que sabes que no está mal que comas y sobre todo que te puedas controlar. No como el caso de las frituras. Que una vez que empiezas difícilmente puedes parar. Otro ejemplo son los cacahuates o nueces, también puedes perder el control de las cantidades.

En caso que salgas de viaje…

Todos tenemos un platillo favorito, un placer culposo al que no nos podemos resistir y muchos menos si andamos de vacaciones, sin preocupaciones! Lo que yo les propongo a mis pacientes es lo siguiente: por ejemplo si fueran unas papas fritas las que son casi casi obligatorias de comer durante los días de relax. Que sí estás dispuesto a sacrificar para comer esas papitas. Un ejemplo puede ser levantarte temprano a hacer ejercicio, en el resto de las comidas cuidar la cantidad de grasas en los alimentos. Pedir todo «sin grasas» por favor. Evitar el alcohol. No comer postre, al menos la mayoría de los días. o algo que tu estés dispuesto a dejar ir para poder darte aquel placer culposo. Dale una pensada y seguro no dejará marca.

Si es All inclusive:

  • En el desayuno unos huevitos sin grasa y con una buena cantidad de verdura no está nada mal. Unas tortillas de maíz, no de harina, y una fruta que te puedas comer con cáscara o gabazo cumplen con todos los requisitos.
  • De botana: ceviche, cocteles, sashimis, quesos blancos, y por supuesto pepino y zanahoria siempre son una buena opción.
  • En la comida; asegura una buena cantidad de proteína, la mitad de tu plato con verdura y una cuarta parte del plato con algún carbohidrato. Cuida la grasa y la preparación de los platillos.
  • En la cena. Una buena proteína con suficientes verduras son excelente decisión para cenar!
  • En cuanto al alcohol! Pregunta obligada!! Los menos graves son whisky, vodka, mezcal o tequila. Vino tinto mejor que vino blanco. Y si trata de evitar cerveza (a menos que sea estas nuevas versiones de bajas en calorías, grados de alcohol y carbohidratos), ron, brandy, cognac, daikiris, gins, margaritas, etc! Generalmente todas esas bebidas vienen cargadas con cantidades extraordinarias de azúcar.

En estas fiestas decembrinas; si hacer todo esto que te platico es muy complejo intenta hacer al menos una, dos o tres cosas. pequeños logros marcan la diferencia.

Recuerda; quítate ese chip de » en enero me aplico» . Comienza desde hoy tomando buenas decisiones!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *